La Reforma del Código Penal

En la actualidad se encuentra en tramitación el proyecto de Reforma del Código Penal del año 1995, las materias a reformar son muchas y de muy diversa índole, en este artículo q1ueremos hacer una aproximación a lo que más directamente puede influir en la práctica diaria de los Juzgados de Instrucción y Penales.

                Una de las ideas más claras es el intento de despenalización de determinadas conductas leves que pasarán al ámbito de sanción administrativa saliendo su castigo del ámbito judicial, esta medida si al final se aprueba y ya se verá en qué términos exactos puede ayudar a la agilización de los Juzgados de Instrucción en los que, en muchas ocasiones, se señalan infinidad de Juicios de Faltas por conductas, que si bien pueden ser incluidas dentro del tipo de alguna de las faltas penadas por nuestro Código no dejan de ser pequeñas discusiones sin ningún tipo de trascendencia y que lo único que crean son retrasos en los Juzgados y gasto de dinero público. Además en muchos de los casos ni el propio denunciante acude al acto del juicio.

                El mayor problema de la supresión de los Juicios de Faltas, según la opinión de quien escribe, serán los típicos juicios de faltas por accidentes de tráfico en los que se produce una lesión del denunciante y la conducta del denunciado es calificada como de falta leve. Según el anteproyecto estas faltas saldrán del ámbito penal y ahí viene el problema.

                La presentación de una denuncia por este tipo de hechos conlleva de forma casi implícita el reconocimiento por el Médico Forense adscrito al Juzgado de turno que emitirá informe de sanidad sobre el cual se reclamará la indemnización correspondiente.

                La salida de este tipo de procedimiento del ámbito penal puede implicar el tener que acudir a una reclamación en vía civil para reclamar esas lesiones con los costes añadidos que contiene, abogado y procurador, informe médico contradictorio y tasa judicial. Ahora bien esto es solo una suposición.

                Como reforma de mas calado se plantea la introducción de la prosión permanente revisable para delitos de atentado y otros de especial gravedad como asesinato de persona menos de 16 años o especialmente vulnerable. Este sistema permitirá la puesta en libertad del reo si se cumplen determinados requisitos, en principio la pena será revisable cada dos años.

                La reforma de los delitos económicos se antoja como la mas necesaria otorgando una mayor protección a los acreedores y entrando en juego la figura de la obstaculización a la ejecución de resoluciones judiciales, reforma que si finalmente se lleva a cabo y se hace de forma efectiva debe intentar luchar contra las eternas ejecuciones contra deudores que “no tienen nada a su nombre” y que llevan un nivel de vida no acorde a lo que la investigación patrimonial del Juzgado ha podido encontrar.

                La reforma no se encuentra todavía en vigor y puede que sufra modificaciones en todos sus puntos o incluso que no llegue a aprobarse eso el tiempo lo dirá.     

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ seis = 14

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>