Las cláusulas suelo

En los últimos días ha tenido mucha repercusión en los medios de comunicación la noticia de la declaración de nulidad por parte del Tribunal Supremo de las llamadas cláusulas suelo para el caso de falta de suficiente información a los consumidores. Este hecho de falta de información es muy tenido en cuenta por los tribunales en las reclamaciones contra las diferentes entidades bancarias como, por ejemplo, en el caso de las preferentes.

Qué es una cláusula suelo, lo podemos explicar como el tope mínimo de interés que

se aplica a las cuotas de devolución del préstamo hipotecario, es decir, independientemente que nuestra hipoteca esté contratada por un tipo de interés que se fija sumando un porcentaje al Euribor, nunca se va a pagar menos del suelo que establece el contrato.

El problema radica en dos aspectos fundamentales, el primero, en la falta de información al consumidor de este límite, por ejemplo en pocos anuncios de hipotecas vamos a ver que tienen cláusula suelo, nos dirán que euribor + 0,50%, pero no nos dicen que con un mínimo del 5 %, el segundo problema en la gran ventaja que resulta para el prestatario que coloca al cliente en una situación mucho mas gravosa. Vamos por partes.

Lo que el Tribunal Supremo anula es la cláusula que establezca un suelo en el interés de la hipoteca y no se haya informado suficientemente a la persona que contrata, no es la nulidad de todas las cláusulas suelo que se consideran legales sino la falta de información, pudiendo llevar a error a los consumidores.

La segunda es la desigualdad que se produce cuando se establece un suelo a favor del banco pero no se establece un techo a favor del cliente o este techo es irreal por ser excesivamente alto. Sobre este tema también se han pronunciado algunos Tribunales de Instancia declarando la nulidad de las cláusulas en estos casos.

Es decir, se establece un suelo del 5% y un techo del 18% nunca se va a pagar mas del 18% de interés, que es un límite al que probablemente nunca llegarían estos préstamos.

La realidad social ha reaccionado contra este problema que encarecen sobremanera las mensualidades de la hipoteca, por ejemplo el valor del Euribor en este mes de marzo de 2013 está en 0,544%, al que habrá de sumarse el tipo de interés pactado por ejemplo un 1%; el importe de los intereses a devolver al banco sería del 1,554%, pero si nuestra hipoteca tiene un suelo del 5% vamos a pagar casi un 3,5% mas de intereses todos los meses que lo que nos correspondería de no existir esta cláusula. El Euribor está en la actualidad en mínimos históricos por lo que la diferencia a abonar mensualmente en una hipoteca normal puede alcanzar hasta doscientos euros mensuales.  

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho + = 9

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>