Tarifa plana para las cotizaciones sociales

Con la aprobación del Real Decreto-ley 3/2014, de 28 de febrero, de medidas urgentes para el fomento del empleo y la contratación indefinida; se busca el objetivo de incentivar la contratación indefinida, y para conseguirlo se ha aprobado una importante reducción de las cotizaciones empresariales por contingencias comunes a la Seguridad Social, para las empresas que se acojan o formalicen un tipo determinado de contrato.

Se podrán beneficiar de esta medida, las empresas que creen empleo neto con la contratación de nuevos trabajadores en el periodo comprendido entre el 25 de febrero y el 31 de diciembre de 2014, tanto si la contratación se hace por tiempo completo o por tiempo parcial.

En estos casos, la cuota empresarial a ingresar por contingencias comunes serás de 100 € mensuales (en los casos de contratos a tiempo completo) y de 75 ó 50 € mensuales en los contratos celebrados a tiempo parcial  y en función de la jornada que se realice.

La aplicación de estas reducciones comprenderá un periodo de veinticuatro meses, aunque las empresas con menos de diez trabajadores podrán ampliar por un periodo de doce meses más una reducción del 50% de las cotizaciones por contingencias comunes sobre el trabajador contratado de manera indefinida.

El empresario que quiera beneficiarse de estas reducciones tendrá la obligación de cumplir con una serie de requisitos, entre los que destacan:

        Estar al corriente de pago en sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

        No haber cometido infracciones graves o muy graves, que permitan su exclusión del  acceso a los beneficios  de programas de empleo.

        Mantener el nivel de empleo total e indefinido alcanzado con dicha contratación.

        Que la empresa no haya extinguidos contratos de trabajo por causas objetivas o por despido disciplinario que hubiesen sido declarados improcedentes por la autoridad judicial, o despidos de carácter colectivo. Este requisito sólo afectará a las contrataciones que se produzcan a partir del 25 de febrero de 2014.

 

Esta medida no se podrá llevar a cabo en unos determinados supuestos, como son: las relaciones laborales de carácter especial, la contratación de trabajadores cuya actividad determine su inclusión en cualquiera de los sistemas especiales establecidos en el Régimen General de la Seguridad Social; y la contratación de determinados familiares del empresario (aunque en estos casos existe algunas salvedades).

Por último decir, que si el empresario incumple los requisitos para el disfrute de estas reducciones estará obligado a reintegrar las cantidades dejadas de ingresar.

Si necesitan más información o tienen alguna duda al respecto, pueden ponerse en contacto con nosotros, a través de los teléfonos que aparecen en nuestra web.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


4 × seis =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>