La deducción del alquiler de la vivienda habitual en la declaración de la renta.

Desde el año 2008 los inquilinos de viviendas que la destinen a vivienda habitual pueden beneficiarse de una deducción de algo mas del 10% en la escala estatal del IRPF con los límites de renta establecidos según los casos, mas la que cada comunidad autónoma pueda establecer, en Andalucía existe esta deducción para menores de 35 años que cumplan determinados requisitos, ahora bien qué ocurre si el arrendador no deposita la fianza en la Administración autonómica de turno.

            Lo primero que queremos destacar es que el depósito de la fianza (equivalente a un mes de renta para el caso de viviendas) es obligatorio y quien tiene ese deber es el arrendador en el plazo de un mes desde la vigencia del contrato. Ahora bien, qué culpa tiene el inquilino si el arrendador no deposita la fianza, en principio ninguna, pero en este caso no podrá aplicarse la deducción por vivienda habitual en la declaración de la renta. Nuestro consejo en este caso será el de requerir al arrendador para que cumpla con su obligación (modelo 806 para el caso de la comunidad autónoma de Andalucía) porque si no es así y el inquilino se deduce en su declaración la parte que le corresponda nos vamos a encontrar con una liquidación paralela de la administración tributaria reclamando dichas cantidades.

            Si esto sucede se abre la puerta a una posible reclamación al arrendador ya que con su incumplimiento nos crea un perjuicio económico. La situación puede ser aun peor para el arrendador que incumple puesto que podrá verse dentro de una inspección que aparte de obligar al depósito impondrá sanción que puede alcanzar hasta la mitad de la cantidad recibida en concepto de fianza (la sanción puede ser el doble de esa cantidad en caso de reincidencia).

            Por último queremos mencionar también, aunque nos salgamos de la temática del artículo que la deducción por el alquiler es incompatible con otras deducciones por vivienda habitual como por ejemplo la derivada de la hipoteca, es decir no vamos a poder deducirnos alquiler por vivienda habitual y por hipoteca de otra vivienda que tengamos en propiedad.   

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


7 + tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>