El fin de los contratos de alquiler de negocio celebrados antes de 1985.

El próximo 1 de enero finalizarán por regla general aquellos contratos de alquiler de local de negocio celebrados con anterioridad al 9 de mayo de 1985, la Disposición Adicional 3ª de la Ley de Arrendamientos Urbanos del 94 estableció un régimen transitorio que es el que finaliza en las próximas fechas.

                Con algunas excepciones finalizan los contratos celebrados tanto por empresas como por personas físicas, la principal excepción es la de que si siguen al frente del negocio el arrendatario original o su cónyuge, el mismo seguirá en vigor hasta la jubilación de éste o su fallecimiento, el caso mas habitual que será cuando al arrendatario le ha sucedido un hijo finalizará el 1 de enero de 2015.

                Estos contratos no finalizan sin mas, la Ley establece dios consecuencias a tener en cuenta; la primera de ellas será si el local se destina durante el año siguiente a la extinción del contrato, a una actividad comercial igual o similar a la que se venía desarrollando hasta ahora; en este caso el antiguo arrendatario tendrá derecho a percibir una indemnización equivalente a 18 meses de renta al momento de extinguirse el contrato.

                La segunda será el derecho preferente que posee el anterior arrendatario si el propietario decide celebrar nuevo contrato en el mismo plazo de un año, con la obligación por parte del arrendador de notificar las características del nuevo contrato (renta y condiciones esenciales) que podrá ejercitar su derecho en el plazo de 30 días naturales. Si no se notifica dicho nuevo contrato  también podrá subrogarse el antiguo arrendatario en el plazo de 60 días desde la formalización de este nuevo contrato.

                Independientemente de la regulación legal siempre se puede pactar un nuevo contrato entre quienes hayan tenido esta relación arrendaticia sujeto ya a la regulación actual aunque a buen seguro en la práctica totalidad de los casos supondrá un importante aumento de la renta que se venía abonando hasta ahora. Las organizaciones empresariales indican que muchos de los negocios tradicionales de nuestras ciudades se verán abocados al cierre al no poder asumir esa nueva renta, del lado contrario los propietarios dirán que durante muchos años han estado soportando una regulación obsoleta no pudiendo aprovechar las expectativas económicas de sus locales.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× ocho = 56

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>