Los Juicios Rápidos

Los llamados juicios rápidos son aquellos en los que se enjuician principalmente delitos flagrantes y cuya pena no exceda de 5 años si es de prisión o de 10 años si es de otra naturaleza, por ejemplo una retirada de carnet de conducir. En la práctica son los procedimientos en los que la policía ha detenido al acusado en el momento de cometer el delito o en un momento inmediatamente posterior, donde no se consideran necesarias mas diligencias de prueba.

Los delitos que pueden juzgarse a través de este procedimiento serán principalmente los de lesiones, coacciones amenazas, violencia en el ámbito familiar, hurto, robo, contra la seguridad del tráfico (conducir bajo los efectos del alcohol o drogas entre ellos) daños o el delito de atentado contra la autoridad. Siendo necesario que el procedimiento se inicie por atestado policial en el que se expondrán los hechos lo mas detalladamente posible.

La principal virtud de este procedimiento es precisamente su rapidez, dado que puede dictarse sentencia a las escasas horas de ocurridos los hechos en caso de existir conformidad y se supone que en un plazo máximo de 15 días en caso de no existir conformidad, lo que en la práctica no ocurre debido al exceso de trabajo de soportan la mayoría de los Juzgados.

En los casos en los que el acusado no tenga antecedentes penales lo normal será, atendiendo siempre al caso concreto y siempre y cuando el acusado reconozca su culpa, llegar a una sentencia de conformidad que será dictada en el acto acogiéndose al beneficio de reducción de la condena en un tercio, esto es muy normal en los juicios seguidos por delitos contra la seguridad del tráfico para el caso de un positivo por alcoholemia, ya que el tipo penal es tan estricto que poco se podrá discutir si la policía ha cumplido correctamente los trámites para la realización de dichos controles.

Lo que mas problemas plantea son las citaciones a las partes o testigos para que acudan a sede judicial, en este caso hay que tener en cuenta que son válidas las realizadas por el Secretario Judicial vía telefónica, pudiendo ser objeto de sanción la no asistencia de alguno de los citados.

Como en todo procedimiento penal el procedimiento deberá garantizar todos los derechos que le asisten al detenido y, en caso que no se esté de acuerdo con la pena propuesta se deberá celebrar juicio ante el Juzgado de lo Penal correspondiente a la mayor brevedad posible.    

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 1 = cero

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>